Saltar al contenido
06/04/2021 / José Quintás Alonso

Un fracaso

Por diferentes razones de índole personal, los únicos días que podía ir en Junio a Cervera de Pisuerga, estaban en la primera semana.

Preparé 4 rutas

Mira por dónde en esa semana, en esta semana, va a haber tormentas, DANA y ¡qué se yo!. Tengo el alojamiento, podría desistir, pero…¿Y si me arriesgo? ¿Pruebo? Tenía ganas de ir, así que fui; esta decisión, parece que no fue muy adecuada

El día uno de junio, en el viaje de ida pillé tormenta en Soria (de las que los limpia, a máxima velocidad, no logran “vencer” a la cortina que cae) y en Osorno. Llego, me instalo y hago la primera ruta: la senda del Oso. Al finalizarla: tormenta: agua y granizo. Parece que iba en serio.

En fin, una vez cambiado, compruebo que el pronostico se mantiene, el día 2 lloverá poco. De forma que a las 7 de la mañana, al pillar el coche, veo que hay niebla, pero voy camino de Brañosera para ir al Vadecebollas (abandono el Murcia pues sería más larga y más dura). Niebla cerrada. ¿Y si levanta?. Démosle tiempo. Bajo a Revilla de Santullan y veo su iglesia románica. Subo otra vez a Brañosera, la niebla persiste o ha bajado aún más. Decido ir al Parking de Tosande pues quizás podría subir al Almonga ( está en torno a 1.500). Para mi sorpresa, está cubierto por la niebla.

Comienzo a pensar en el regreso pues jueves, viernes, sábado dicen que lloverá y concretamente el viernes…

No  obstante, voy al Santuario de la Virgen del Brezo (si bien, el Pico del Fraile es un 2.000… las esperanzas son muy, muy escasas). Efectivamente: pedazo de niebla!. Tres intentos, los tres con niebla.

Decisión: mañana, día 3, regreso a Valencia

Por cierto, el 2 por la tarde no cayó una gota, cielo limpio, calor. El día tres por la mañana, no hay una nube ¿será posible?

De 4 rutas, una hecha, tres sin hacer. Fracaso. ¿Debí haberme arriesgado? Pienso que NO: solo, con niebla y 3 rutas nuevas para mi… malísima combinación.

Bueno… tengo claro que era un plan realista y asequible. El plan está hecho… quizás pueda seguirlo en septiembre… ya veremos

La senda del Oso es una ruta con un IBP de 48 y tiene una variedad de escenarios que la hacen, para mi, muy atrayente, muy variada. Muy recomendable; es una ruta muy completa

El enlace es este y ahí están los números

¿Me “arrepiento” del viaje?

Recuerdo:

**El café con Cholo y su señora; sus dos mastines…

**La cena rencuentro con los dos escaladores y el tercero, aún aprendiendo

**Las atenciones en el Peñalabra; el encuentro con el personal del bar Roble, cerrado

**El pedazo de sierra de la demanda detrás de Barbadillo del Mercado

**Cornelio y Cipriano, San Pelayo, S María de Cilla

**Las piedras, el robledal, el precioso espino albar, las Peñas Negras… la bajada, la subida, Requejada… Las botas sin Gore, la cortina de agua, el tractor en el puente, el granizo… pacientes vacas negras, el tranquilo y noble mastín

**El paseo que han hecho, compartido con bici, desde Barruelo a Brañosera…que en realidad viene desde Aguilar

**La pradera del Santuario de la V del Brezo y su carretera, perfecta, encajonada…

**Ya viniendo, creo que entre Calatayud y Daroca, segundos después de adelantar a un camión, un cervatillo cruzó la carretera, rápido…pero yo también iba rápido…en esas fracciones de segundos de actuaciones no conscientes, frené sin quedar parado, esquivé, oí como el cortavientos, el reloj, el móvil (en el asiento del copiloto), salieron despedidos al suelo del coche…y nos dio tiempo para cruzar nuestras miradas de cervatillo y humano…ni el ni yo dijimos palabra…desapareció por la derecha seguí mi camino (supongo que el camión tb frenó)… pero recuerdo su mirada y podría ser que el recordara la mia…no lo se

¿ Qué si me “arrepiento” del viaje? Pienso que no tiene sentido esa pregunta, de hecho creo que yo no me la he hecho. Otra cosa es si en circunstancias similares volvería a ir… creo que no: demasiados km, los dosmiles sin hacer…Pero este viaje, que ha acabado bien, ya es parte de mi y de ellos: ha estado bien

A %d blogueros les gusta esto: