Skip to content
02/14/2018 / José Quintás Alonso

Si nosotras paramos, se para el mundo y si nosotros paramos, también se pararía

Hace unos días me llamó la atención un artículo que no leí, pero cuyo titular decía: Si nosotras paramos, se para el mundo

Pensé, ¡vaya descubrimiento!; ¿podría escribirse?: Si nosotros paramos, también se pararía

Creo que con el mismo fundamento, al menos

Pero hoy, me entero de que para el 8 de Marzo hay convocada una huelga de mujeres, laboral y no laboral.

La perspectiva cambia; se trata de un movimiento global y perfectamente organizado que, en líneas generales, tiene una gran similitud con el supremacismo femenino del que Valeríe Jean Solanas fue ideóloga y cuya influencia es patente y notoria hoy en día.

Así en su manifiesto, puede leerse:

  • Pero SCUM es impaciente; a SCUM no le consuela la idea del desarrollo de las generaciones futuras; SCUM quiere apropiarse de un buen pedazo de vida emocionante aquí y ahora. Y si una amplia mayoría de las mujeres fueran SCUM, podrían hacerse en pocas semanas con el control de la nación, sencillamente abandonando sus puestos de trabajo y paralizando así todo el país. Como medidas adicionales, cualquiera de las cuales bastaría para desbaratar la economía y todo lo demás, las mujeres podrían declararse fuera del sistema monetario, dejar de comprar, dedicarse al pillaje y negarse sencillamente a obedecer cualquier ley que no quieran obedecer. Ni la policía, la Guardia Nacional, el Ejército, la Marina y los Marines, todos juntos, podrían ahogar una rebelión que implicaría a más de la mitad de la población, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de personas sin las cuales se encuentran absolutamente desvalidos.
  • Si las mujeres abandonaran sin más a los hombres, si se negasen a tener algo que ver con cualquiera de ellos, todos, incluidos el gobierno y la economía nacional, se hundirían sin remedio. Pero incluso sin abandonar a los hombres, las mujeres conscientes del alcance de su superioridad y de su poder sobre ellos, podrían hacerse con el control total en el plazo de unas pocas semanas y llevar a cabo la sumisión completa del macho. En una sociedad sana el macho trotaría obedientemente tras la mujer. El macho es un ser dócil, que se deja conducir y someter con facilidad al dominio de cualquier mujer que ponga empeño en dominarlo. De hecho, el macho desea desesperadamente ser guiado por las mujeres, desea que Mamá se ocupe de todo, poder abandonarse a sus mimos. Pero no estamos en una sociedad sana y la mayoría de las mujeres ni siquiera es vagamente consciente de cuál es la auténtica correlación de fuerzas.

 

Siguen los pasos con una precisión digna de todo elogio…

No pienso que todas las mujeres que secunden los paros sean SCUM, sean supremacistas… simplemente caminan en esa dirección…que es la misma que la de los partidos y organizaciones sindicales que les apoyan.

Por supuesto, los motivos de los paros serán pura bondad, razonables, alejados de toda idea unilateral de supremacía… pero me parece que siguen la hoja de ruta con precisión.

Quizás España consiga el título de  primer estado SCUM

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: