Saltar al contenido
05/04/2020 / José Quintás Alonso

Ayer

Tengo algunos recuerdos y por eso percibo cambios cotidianos; así, de niño recuerdo que

  1. Iba a la pescadería a comprar chicharro y sardinas (por ejemplo); el pescadero lo envolvía en papel de estraza y luego en periódico. Se cocinaba con aceite de oliva. Recuerdo el congrio con salsa verde y en Navidad, creo, besugo. Había nevadas abundantes y echaban sal a las calles…
  2. Las gallinas y el gallo… los polluelos detrás de su mamá que había incubado como una docena; El pollo, cuando llegaban familiares, acababa sus días. Las gallinas que ponían huevos blancos; fueron sustituidas, poco a poco, por las rojas: ¡ponedoras las llamaban!
  3. Los pantalones cortos, luego los largos (símbolo de adolescencia) y las rodilleras de badana (¡porque los adolescentes no dejábamos de golpe las canicas!); Ante un roto por accidente, un zurcido primoroso y ¡no se notaba el desgarro!; mi madre hacia los jersey. No existía el pret-a-porter, así que los trajes los hacia un sastre o sastresa, era caro, no abundaban los trajes
  4. Los “cascos”-de botellas- se devolvían y te daban un dinero que entregabas a tu madre
  5. Ibas a la escuela, al instituto (ingreso, revalida de cuarto, sexto, preuniversitario), selectivo…
  6. Los pisos bajos eran más caros que los “altos”

Mientras recuerdo sonrío y siento una ola de afecto y cariño

Muchos años más tarde vinieron otros informes “científicos” y la puesta a punto empresarial… cambiaron algunas cosas: Aceites de girasol y de maíz sustituyeron a mucho aceite de oliva; El pescado blanco se comenzó a consumir más, dejando el azul de lado. Los corrales familiares fueron desapareciendo (los huevos eran muy baratos) y surgió ¡el pollo a l’ast (que no es de corral)! y Los armarios se llenaron de ropa; apenas nevaba

Actualmente: El aceite de oliva ha recuperado su status y el pescado azul también (hay otros informes), además llevar los pantalones rotos es moda (Armani incluido) y los pisos altos son más caros que los pisos bajos

 

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: