Saltar al contenido
09/20/2022 / José Quintás Alonso

Exposición: Huellas del Mediterráneo

Copio y pego de esta web: Espacio Ronda Valencia

«Siempre he pensado que la mujer u hombre que pintaran las cuevas de Altamira lo harían por pura diversión creativa, no habría en ello ninguna intención. Como mucho, quizá, cierta búsqueda de arrobo de algún que otro de los moradores de la cueva.

Con el tiempo esa diversión creativa ha dado lugar a muchas cosas. Cosas, incluso, muy raras. Desde servir para contar las hazañas de los mitos y las vidas de los santos, pasando por magnificar nobles, retratar bellezas o plasmar a niños pobres.

En los tiempos que corren parece una obligación intentar explicar que detrás de esa diversión creativa hay un posicionamiento sensible, poético, un compromiso social de transformación creativa de conflictos. De ahí que las exposiciones actuales suelan tener títulos ostentosos pero simples; cosa extraña. Títulos como: Espacios vacíos. Sonidos opacos. Énfasis olvidados. Distancias compasivas……….No es mi intención entrar en ello

En el caso que nos ocupa en esta exposición el título es “Huellas del Mediterráneo”. La razón es muy sencilla en todas las obras hay indicios, alusiones, en definitiva, huellas dejadas en mi por el mar Mediterráneo. Todo de manera simple, con cierta ironía, incluso humor. Sin ningún tipo de pretensión fuera de la que la propia obra sugiere y evoca.

Casi todas las obras pictóricas son experimentos de tipo digital. No está muy claro lo que significa “digital” . Quizá deba comentar lo que para mí supone.

Se habla mucho de arte digital, de net art, de NFT, de arte algorítmico, arte fractal, arte interactivo….. en definitiva, si se utiliza tecnología informática; digital. Pensemos que pocas veces oímos música que no sea digital, pocas veces oímos música interpretada en directo y en ocasiones, aunque así sea, es amplificada y mezclada digitalmente.

En mi caso “digital” es que la obra ha sido “pintada” en una pantalla con pinceles que no tiene pelo, con ayuda de varios programas informáticos conocidos y otros que yo mismo he creado. La ventaja de la obra realizada de esta manera es que puedes utilizar todo tipo de pinceles virtuales que tú mismo puedes crearte: grandes, pequeños, planos, redondos …. Puedes crearte el que quieras. La paleta cromática es infinita. Puedes crear texturas. Puedes crearte los motivos y composiciones que quieras repetir, girar, desenfocar. Todo con un solo puntero y una pantalla. No contamina

Problemas conlleva, como cualquier otra técnica. Por ejemplo, para formatos grandes hay que trabajar en trozos a no ser que tengas una pantalla de gran tamaño ; eso condiciona que no ves la obra completa para poder componer con naturalidad . Normalmente el espectador de obra digital de este tipo presupone un “valor” menor. Quizá porque la relaciona con el grabado y su presumible multiplicabilidad. No es así, la obra digital es, por lo menos en mi caso, única. Un archivo informático creado para ser proyectado e impreso, que pasa a manos del que desee tenerlo con todos sus derechos de utilización.

Juan Martínez de Lejarza Esparducer

jlejarzae@gmail.com

lejarza@uv.es «

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: