Skip to content
04/11/2012 / José Quintás Alonso

LORAX

Vi Lorax acompañando a gente menuda, en una sala amplia, con un sonido muy bueno, butacas cómodas y amplias, y un detalle de color y animación muy buenos.

Me llamó la atención la temática y, caramba, me alegré mucho del final (yo soy de finales felices!!!):

  1. El chico planta el árbol con la inestimable ayuda de la abuela y fideo; además –detalle importante- consigue el amor de la chica.
  2. El personal de la ciudad canta alborozado interrumpiendo sus labores cotidianas y hasta los guardaespaldas dan su ídem al malvado “mediometro”.

Al final, después de los créditos, los diminutos de verdad salieron a bailar y subir/bajar  escaleras y dar saltos.

Pues eso…

Ir a verla caramba!!!.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: