Skip to content
05/06/2012 / José Quintás Alonso

Puig Campana

El protagonista indiscutible de la jornada es el hecho de llevar por primea vez en mi vida, dos bastones; al comienzo no sabes andar con ambos!. Resulta que cuando comienzas  a ascender por la pedrera ( siempre por la parte más a la derecha) te das cuenta de que la ayuda que te prestan es muy superior al doble de llevar uno; con los dos bastones clavados tus brazos te hacen salvar los desniveles, te protegen en las zonas en las que resbalas…En la primera hora de bajada por la zona umbria, tan rápida como la pedrera, te ayuda a mantener el equilibrio y salvar desniveles, pero bajando (La primera media hora de bajada hay que ir con cuidadín; despues ya puedes plegar los palos).

Sin dudarlo, si tienes más de sesenta años, recomiendo llevar dos bastones.

Por lo demás, subo unas fotografias con los protas de la jornada,  la curiosa indicación al final de la pedrera y la impresionante pared,  la vista de la serra gelada, la primera zona de bajada por la umbria, y la pedrera, ya cuando vuelvo a la  font del molí (no por la font de la solsida).

En total cinco horas, que estoy mayor.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: