Skip to content
10/06/2014 / José Quintás Alonso

El camino a la realidad-4.

Penrouse

El capítulo 34 me ha producido una serie considerable de satisfacciones…no estoy seguro de que sea esta la palabra; en fin, de este último  capítulo extraigo los textos que me parecen más relevantes; no estarán todos los que son importantes, pero estos,-según mi criterio, lo son.

“En el caso de las teorías cuya dimensionalidad espaciotemporal supera la que directamente observamos (a saber 1+3), no veo ninguna razón para creer que por si mismas nos lleven mucho más lejos en la dirección del conocimiento físico”. Pás 1352.

“Debemos reconocer, por supuesto, el extraordinario abanico de fenómenos que apoyan la Mecánica cuántica y la QFT existentes. Pero debería de dejar claro que esto no se contradice con el punto de vista que he defendido en el capítulo 30, en el que se prevén cambios fundamentales en la teoría cuántica.”. Pág 1354.

“La relación entra las ideas matemáticas y el comportamiento físico ha sido un tema constante en este libro. A lo largo de la historia de la ciencia física, el progreso se ha conseguido al encontrar el equilibrio correcto entre las restricciones, tentaciones y revelaciones de la teoría matemática, por una parte, y la observación precisa de las acciones del mundo físico, por otra, normalmente mediante experimentos cuidadosamente controlados. Cuando la guía experimental está ausente, como es el caso con la investigación fundamental más actual, este equilibrio se rompe. La coherencia matemática está lejos de ser un criterio suficiente para decirnos si es probable que estemos en la pista correcta”. Pág 1357.

“Si pensáramos que la investigación física debe regirse por los principios del gobierno democrático, entonces veríamos que, debido a una mayoría absoluta por parte de los teóricos de cuerdas,¡ todas las decisiones respecto a la investigación que debería hacerse estarían dictadas por ellos!. Afortunadamente, los criterios de la ciencia no son los del gobierno democrático. Es correcto y oportuno que las actividades de la minoría no deban sufrir en virtud del simple hecho de que están en minoría. La coherencia matemática y el acuerdo con la observación son mucho más importantes”. Pág. 1362.

“Se podría pensar que aquí no hay ningún peligro real, porque, si la dirección es errónea, entonces el experimento la refutará, de modo que nos veremos obligados a seguir en una nueva dirección. Esta es la imagen tradicional de como progresa la ciencia. De hecho, el bien conocido filosofo de la ciencia Kalr Popper ofreció un criterio que parecía razonable para la admisibilidad científica de una teoría propuesta, a saber, que sea refutable observacionalmente. Pero me temo que esta es una visión demasiado estricta de la ciencia en este mundo moderno de la “gran ciencia”. Pág. 1365. A continuación se extiende en temas concretos dónde la refutación experimental es muy improbable pueda ser realizada, a saber:

  1. Supersimetría que predice supercompañeras para todas las partículas observadas en la naturaleza; ninguna ha sido observada y, dice, una posible razón es que son tan masivas que la energía del acelerador necesario sería mucho mayor que cualquiera de los construidos y proyectados. Es refutable observacionalmente?
  2. La existencia de un único monopolo magnético en alguna parte del cosmos proporcionaría una explicación a que cada partícula tiene una carga eléctrica múltiplo entero de un valor dado (observable). ¿Es refutable observacionalmente?
  3. La región del universo que se encuentra fuera del horizonte de partículas está más allá de la observación directa. Se hace la hipótesis de que es, en una amplia escala, semejante a la observable. ¿Es refutable observacionalmente?

“Como el lector habrá podido deducir, no creo que hayamos encontrado todavía El Camino hacia la Realidad, pese a los extraordinarios progresos que se han hecho durante dos mil quinientos años, sobre todo en los últimos siglos…De hecho, podemos muy bien preguntar: ¿Qué es la realidad física?…Más que intentar responder a la pregunta “qué”, la mayoría de los científicos modernos tratarán de evitarla…no deberíamos preguntar qué es la realidad, sino meramente cómo se comporta…¿Cómo describimos las leyes que rigen nuestro universo y sus contenidos?… Pág. 1375.

“Se puede esperar una respuesta a preguntas como las siguientes:

  1. De que está compuesta una molécula de colesterol?
  2. Por qué se enciende una cerilla cuando se frota rápidamente sobre una superficie rugosa apropiada?
  3. Qué es una aurora?
  4. Por qué brilla el sol?
  5. Cúales son las fuerzas que mantienen unidos a un átomo de hidrogeno o una molécula de hidrógeno?
  6. Por qué es inestable el núcleo de uranio?

Otras preguntas podrían causar más embarazo, por ejemplo:

  1. Que es un electrón?
  2. Por qué el espacio tiene sólo tres dimensiones?”.Pág, 1376

TriskelPenrouse

“Sea como fuere, existe el misterio, o paradoja, adicional des aspecto cíclico de estos mundos, dónde cada uno de ellos parece capaz de englobar en su totalidad al que le sigue, aunque en sí mismo parezca depender solo de una pequeña parte de su predecesor”. Pág. 1378.

Y aquí, es este preciso momento, personalmente, recuerdo la imagen de la unidad del Cuerpo, la Mente, el Espíritu…que representaba el triskel.

Triskel

“Por otra parte, imagino que el fenómeno de la consciencia –que considero que es un proceso físico real, que aparece ahí fuera en el mundo físico- hace uso fundamentalmente del proceso RO real ( R. Penrouse llama RO a la “ reducción objetiva del estado cuántico” y puede verse con más detalle en el Cáp. 30 “El papel de la Gravedad” y concretamente dentro del epígrafe ¿Estados de Schrödinger-Newton preferidos?, pág 1143). Así pues, mi posición es básicamente la inversa de la antes mencionadas, en las que, de un modo u otro, se imagina que la consciencia es responsable del proceso R (Reducción del estado cuántico). En mi opinión, es un proceso R físicamente real el que es (parcialmente) responsable de la propia consciencia”. Es esta afirmación verificable experimentalmente?. Creo que lo es”. Pág. 1381.. Por supuesto, él tiene claro y ya lo dice, que es una teoría que está en una fase muy preliminar…Desde luego es opuesto a las teorías de tipo computacional para explicar (y construir… ¡que duda cabe!), la consciencia.

“La idea simple más importante que ha surgido de nuestro viaje, de unos tres mil quinientos años de duración, es que existe una profunda unidad entre ciertas áreas de las matemáticas y el funcionamiento del mundo físico”. Pág 1383.

“Inicialmente fue la geometría euclídea, estudiada de manera sistemática por primera vez por los antiguos griegos, pero lego las ideas se desarrollaron alejándose de la geometría de Euclides para llegar a las de Lambert, Gauss, Lobachevski, Bolyai, Riemenn, Beltrami y otros. Luego Minkowski nos habló de incorporar el tiempo al espacio, y Einstein nos presentó su magnífica geometría espaciotemporal curva de la relatividad general. El cálculo diferencial e integral de Arquímedes, Fermat, Newton, Leibniz, Euler, Cartan y muchos otros, y también las ideas relacionadas de las ecuaciones diferenciales, ecuaciones integrales y derivadas variacionales, se han mostrado absolutamente vitales para las teorías exitosas que describen el funcionamiento del mundo, uniéndose con la geometría de maneras que tienen un significado profundo. También han sido fundamentales las ideas estadísticas que nos permiten manejar grandes y complicados sistemas físicos con un número enorme de ingredientes individuales, tal como nos han enseñado Maxwell, Boltzmann, Gibbs, Einstein y otros. Las matemáticas subyacen profundamente en la teoría cuántica, desde las ideas de la teoría de matrices de Heisenberg hasta los espacios de Hilbert complejos, las algebras de Clifford, la teoría de representación, el análisis funcional en infinitas dimensiones, etc, de Dirac, Von Neumann, y muchos otros”. Pág. 1384.

El trabajo realizado, el esfuerzo empleado, la voluntad puesta a prueba, las implicaciones sobre la vida diaria a través de la labor de ingeniería, el reconocimiento que hace R. Penrouse… ¿Cómo describir mi estado de ánimo?. Simplemente, pienso que es un párrafo emocionante, justo, humanamente conmovedor.

“Es muy probable que el siglo XXI revele ideas más maravillosas incluso que aquellas con las que nos ha bendecido el siglo XX. Pero para que esto suceda, necesitaremos nuevas y poderosas ideas que nos lleven en direcciones  significativamente diferentes de las que en la actualidad se están siguiendo. Quizá lo que necesitamos fundamentalmente es algún cambio sutil de perspectiva… algo que todos hemos pasado por alto…”. Pág. 1398. FIN.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: