Skip to content
12/09/2014 / José Quintás Alonso

El futuro del trabajo y la movilidad salarial.

En “Comentarios de Coyuntura Económica” (Abril y Octubre de 2014) se escriben sendos artículos, de los que  reproduzco dos gráficos.

Los artículos son:

  1. De mendigo a millonario:¿determinan los ingresos de los padres el futuro de sus hijos?. Morten Olsen y Ria Ivandic.
  2. Sobre el futuro del trabajo. Alfredo Pastor.

 

movilidad

Según los propios autores, ¿Qué se observa?:

La correlación entre origen socioeconómico de los padres y los resultados de los estudios de los hijos y su salario, es positiva y relevante.

En cierta medida los ingresos están determinados por la aptitud y esta tiene un componente hereditario; de forma que, aún considerando la posibilidad de una igualdad de oportunidades perfecta, la movilidad no lo sería, si bien, las diferencias de movilidad entre países sugieren que esta se puede mejorar.

Se han aislado cinco características que persisten con alta movilidad y son:

  1. Menor segregación racial y de ingresos entre barrios.
  2. Sistemas educativos de calidad.
  3. Mayor nivel de participación y redes.
  4. Menor desigualdad de ingresos
  5. Estructura familiar fuerte.

Los autores sugieren que para impulsar la movilidad es un importantísimo factor: la educación. Sin embargo, Thomas Piketty en “El Capital del siglo XXI” ( pág. 534 ¿permiten las instituciones educativas la movilidad social?), creo que es de opinión contraria.

 

estudiosMedios

¿Qué observa el autor?

“En el lado de la oferta, ya educación ya no es la respuesta, pues un título superior no garantiza un trabajo bien remunerado, aunque sigue siendo un ingrediente esencial para responder adecuadamente a la cuestión del trabajo, además de ser, al menos en algunos casos, un bien en si mismo”. Parece pues, en la línea expuesta – con matices- por T. Piketty.

Y yo, ¿que observo en los trabajos citados y publicados en “ Comentarios de Coyuntura Económica”?

  1. Que ambos trabajos no son contradictorios.
  2. Que ambos trabajos apuntan a una nueva realidad y que desde luego “un título superior no garantiza un trabajo bien remunerado” e incluso no garantiza ni un trabajo… por lo que la movilidad puede ir hacia un sector que no aparece: ingresos nulos por la realización de un trabajo.

¿Qué sugiero?:

Que constituyan un grupo de estudio conjunto para aunar ambas perspectivas.

Enhorabuena por ambos artículos y gracias.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: