Skip to content
12/29/2016 / José Quintás Alonso

Santôka

santoka

Taneda Santôka. El monje desnudo. 100 haikus. Miraguano ediciones.

Dice allí:

“No soy otra cosa que un monje errante. No hay nada que se pueda decir de mi excepto que soy un peregrino loco que ha gastado toda su vida de aquí para allá, como las plantas que flotan en el agua que va discurriendo de una orilla a otra. Parece patético pero he encontrado la felicidad en esta vida miserable y tranquila. El agua fluye, las nubes pasan, sin nunca pararse ni establecerse. Cuando sopla el viento caen las hojas. Como nadan los peces o vuelan los pájaros, yo ando y ando, y sigo adelante…”

Miro Runtastic en el móvil y hoy, 29/12/2016, justo he llegado a los 3.000,96 km; durante el año anterior fueron 2.888,22 km… este año un poquito más. El desnivel cubierto durante el año es increíble ( supón que durante 100 días salvas 500 metros de desnivel/día…que pasada, ¿no?): 58.632 metros

No soy un monje itinerante, pero le entiendo muy bien y cuenta con mi respeto.

Akikaze no ishi o hirou

Con viento de otoño, recojo una piedra

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: