Saltar al contenido
09/03/2019 / José Quintás Alonso

Cada cuál que se baje lo suyo

Hay personal que, con la mejor voluntad, está en el monte y, después de comerse un plátano, tira la piel para que se la coman los animalitos. Error: en general, no se comen tus desperdicios ( casos de jabalies u otros que acaban haciéndose dependientes, no son deseables -mi opinión-)

Piel de manzana, huesos de melocotón…en fin

Una solución simple es asignar a una bolsita de plástico de un color especial (para llevarla siempre en la mochila), la tarea de bajar del monte esos desperdicios. Fácil y simple.

 

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: