Saltar al contenido
05/30/2020 / José Quintás Alonso

ALEMANIA: El Ministro Federal de Salud analiza el enfoque del país ante la pandemia de coronavirus.

(Traducción automática)

  • El Ministro Federal de Salud de Alemania analiza el enfoque del país ante la pandemia de coronavirus.
  • Desde su sistema de salud hasta la tecnología, hay 3 razones clave para su gestión relativamente exitosa hasta el momento.
  • Otros países también podrían aprender de su compromiso de generar confianza pública.

En comparación con muchos otros países, Alemania ha manejado bien la crisis de COVID-19, debido a su sistema de salud adecuadamente financiado, su ventaja tecnológica y su liderazgo decisivo. Pero más allá de cualquier característica única del sistema alemán, hay algo que todos los países pueden replicar: un fuerte compromiso para generar confianza pública.

A menudo se hace referencia a Alemania como un ejemplo positivo de cómo manejar la pandemia de COVID-19. Tuvimos éxito en prevenir la sobrecarga de nuestro sistema de salud. La curva de infecciones se está aplanando claramente. Y la proporción de casos graves y muertes es menor en Alemania que en muchos otros países. Pero esto nos hace humildes, en lugar de demasiado confiados.

Veo tres razones por las cuales Alemania atraviesa esta crisis relativamente bien, por ahora. Primero, el sistema de salud alemán estaba en buena forma al entrar en crisis; Todos han tenido acceso total a la atención médica. Este es un mérito no solo del gobierno actual sino de un sistema que se construyó en el curso de muchos gobiernos. Con una excelente red de médicos generales disponibles para tratar casos COVID-19 más leves, los hospitales han podido concentrarse en los enfermos más graves.

En segundo lugar, Alemania no fue el primer país afectado por el virus y, por lo tanto, tuvo tiempo de prepararse. Si bien siempre hemos mantenido un número relativamente grande de camas de hospital disponibles, particularmente en unidades de cuidados intensivos, también tomamos en serio la amenaza COVID-19 desde el principio. En consecuencia, la capacidad de la UCI del país se incrementó en 12,000 camas a 40,000 muy rápidamente.

En tercer lugar, Alemania alberga muchos laboratorios que pueden analizar el virus y muchos investigadores distinguidos en el campo, lo que ayuda a explicar por qué se desarrolló aquí la primera prueba rápida COVID-19. Con una población de alrededor de 83 millones de personas, podemos realizar hasta un millón de pruebas de diagnóstico por día, y pronto tendremos la capacidad de realizar alrededor de cinco millones de pruebas de anticuerpos por mes. Las pruebas exhaustivas son como apuntar una linterna en la oscuridad: sin ella, solo puedes ver sombras de gris; pero con él, puedes ver los detalles de forma clara e inmediata. Y cuando se trata de un brote de enfermedad, no puede controlar lo que no puede ver.

Alemania coronavirus salud COVID-19
Los casos registrados han estado cayendo desde principios de abril.
Imagen: Statista

Sin duda, como ministro de salud federal de Alemania, reconozco que solo estamos viendo instantáneas momentáneas. Nadie puede predecir con confianza cómo se desarrollará la pandemia en unas pocas semanas o meses. No hemos impuesto toques de queda nacionales, pero hemos pedido a los ciudadanos que se queden en sus casas voluntariamente. Como muchos otros países, hemos estado viviendo bajo severas restricciones a la vida pública y privada durante dos meses. Por lo que sabemos, esta respuesta ha sido necesaria y efectiva.

Sin embargo, no se pueden ignorar las consecuencias del bloqueo, por lo que gradualmente estamos tratando de volver a la normalidad. El desafío es que reducir las medidas de protección es un problema tan complejo como presentarlas en primer lugar. Aunque estamos operando en condiciones de profunda incertidumbre, podemos estar seguros del peligro que representa una segunda ola epidémica. Por lo tanto, permanecemos atentos.

Solo el tiempo dirá si hemos tomado las decisiones correctas, por lo que tengo cuidado al extraer lecciones de la crisis en este momento. Pero algunas cosas ya me parecen claras.

Primero, es fundamental que los gobiernos informen al público no solo sobre lo que saben, sino también sobre lo que no saben. Esa es la única forma de generar la confianza necesaria para combatir un virus letal en una sociedad democrática. Ninguna democracia puede obligar a sus ciudadanos a cambiar su comportamiento, al menos no sin incurrir en altos costos. Al buscar una respuesta coordinada y colectiva, la transparencia y la información precisa son mucho más efectivas que la coerción.

En Alemania, hemos logrado frenar la propagación del virus porque la gran mayoría de los ciudadanos quieren cooperar, por un sentido de responsabilidad para ellos mismos y para los demás. Pero para mantener este éxito, el gobierno debe complementar la información oportuna sobre el virus con un debate público abierto y una hoja de ruta para la recuperación.

En segundo lugar, además de informar al público, los gobiernos deben demostrar que dependen de los ciudadanos para comprender la situación y lo que exige. Debido a que están informados, los ciudadanos alemanes saben que un retorno a la normalidad no es posible sin una vacuna. Al pensar en nuestras nuevas rutinas diarias, nuestra fórmula es buscar la mayor normalidad posible con la mayor protección necesaria.

Mientras nuestras decisiones sobre dónde y cómo aflojar las restricciones concuerden con criterios claros y sensibles, confiamos en que los ciudadanos alemanes los apoyarán. Nuestras decisiones deben basarse en la evidencia y enfatizar la reducción del riesgo de infección. Sabemos que el distanciamiento social es la protección más efectiva. Cuando las personas permanecen al menos a cinco pies (1.5 metros) de distancia, el riesgo de infección se reduce sustancialmente. Y si podemos garantizar el cumplimiento de las normas básicas de higiene, el riesgo disminuye aún más. Los riesgos residuales restantes se pueden manejar de varias maneras, dependiendo de la situación.

Tercero, la pandemia ha demostrado por qué un mundo interconectado necesita una gestión de crisis a nivel global. Lamentablemente, la cooperación multilateral se ha vuelto más difícil en los últimos años, incluso entre aliados cercanos. Ahora que vemos cuánto nos necesitamos unos a otros, la crisis actual debería ser una llamada de atención. Ningún país puede manejar una pandemia solo. Necesitamos coordinación internacional, y si las instituciones que existen para este propósito no funcionan lo suficientemente bien, debemos trabajar juntos para mejorarlas.

Cuarto, los europeos debemos reconsiderar cómo abordamos la globalización, reconociendo que es fundamental producir los bienes esenciales necesarios, como equipos médicos, en la Unión Europea. Tendremos que diversificar nuestras cadenas de suministro para evitar ser totalmente dependientes de cualquier país o región. Pero repensar la globalización no significa reducir la cooperación internacional. Por el contrario, los esfuerzos conjuntos entre los estados miembros de la UE ya están impulsando el progreso hacia una vacuna. Una vez descubierto, solo será prudente garantizar que la vacuna se produzca en Europa, incluso cuando esté disponible en todo el mundo.

Como la mayoría de las crisis, esta ofrece oportunidades. En muchas áreas, ha sacado lo mejor de nosotros: un nuevo sentido de comunidad, una mayor disposición para ayudar a los demás y una flexibilidad y creatividad renovadas. No cabe duda de que las consecuencias a medio plazo de la pandemia serán difíciles. Pero a pesar de todas las dificultades e incertidumbres que nos esperan, sigo siendo optimista. En Alemania y en otros lugares, estamos presenciando de lo que son capaces nuestras democracias liberales y ciudadanos.

 

 

05/28/2020 / José Quintás Alonso

“Solucionarse”: suena demasiado ambicioso…

Apunte-3

Es preciso “reorganizarnos” y más pronto que tarde. ¿Alguno de los problemas que se enumeran puede ¿solucionarse? (¿mitigarse?, ¿modificar ligeramente el sentido?…) hoy a escala diferente de la global?

Cambio climático Biodiversidad[1]  y preservación  ecosistemas
Cambios demográficos Regulación del sistema financiero Global
Energía Crisis económica.
Terrorismo y múltiples guerras locales Deberes y Derechos Humanos.

Cabe recordar que:

  • Puede pensarse en 6 niveles de administración, competencialmente disjuntos
  • Para desarrollar cada competencia, el nivel organizativo precisa de una serie de capacidades o atribuciones {De planificar / priorizar / normalizar, De financiar, De ejecutar, De supervisar, De explotar (Directa, E Pública, E Mixta, Fundación, Concesión …)}
  • Para atribuir/revertir competencias podrían utilizarse criterios objetivos, tales como {Eficacia, Eficiencia, Proximidad (o grado de Centralización / descentralización )}

[1] Incluida la humana

 

 

05/27/2020 / José Quintás Alonso

Afán misionero

-Salud Eva. Puntual. Hoy tengo yo la pregunta

-Salud!

-¿Por qué una parte importante de los humanos tiene afán “misionero”; es decir, “creemos” en una cosa, en una idea, en una situación…y de ahí saltamos a que todas las personas deberían verlo de la misma forma

-Si, un poco misioneros; la izquierda tiene ese papel muy arraigado aún sin admitirlo o sin llamarlo de esa forma…

-Pero ¿por qué?; ¿de dónde sale ese afán misionero? ¿o es de dominio?

-Hombre, ¡por el bien de todos, creyentes y no creyentes! Pienso que también las religiones deístas han sido muy misioneras

-Aquí es; espero que te agrade. ¿Entramos?

-Por supuesto

05/25/2020 / José Quintás Alonso

Un mar de olivos

La editorial Ponent Mon edita “1212 Las Navas de Tolosa” y dice:

El 16 de julio de 1212 un ejército cruzado dirigido por Alfonso VIII de Castilla, con la colaboración de Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra, se enfrentaba en Sierra Morena a un ejército musulmán comandado por el califa almohade al-Nasir. Fue un choque campal que pronto sería conocido como la batalla de Las Navas de Tolosa, y considerado decisivo a la hora de marcar el inicio del fin de al-Andalus y facilitar a la postre el triunfo definitivo de la Cristiandad en la Península Ibérica.

Este enfrentamiento, posiblemente el más espectacular de la llamada Reconquista, merecía una obra gráfica como la que ahora tiene el lector en sus manos, que permite conocer y visualizar todos los pormenores de la campaña que llevó a la batalla. El autor, profesor de Historia también, nos propone una narración que conjuga el valor de la historieta clásica con el rigor historicista producto de una larga labor de documentación, a través de una puesta en escena que presenta una suma de personajes ficticios e históricos para amenizar el relato.

Personalmente, una interesante y cuidada obra gráfica sobre dicha batalla, dónde las escenas de conjunto están muy bien tratadas; espero se pueda adquirir también en el Museo dedicado a ella y sito en Santa Elena

Recuerda que vas hacia Jaen, hacia  ese inmenso y bello mar verde, mar de olivos formados por unos 66 millones de troncos retorcidos.

¡Hola Mar!

 

 

 

 

 

05/24/2020 / José Quintás Alonso

Orwell en Norma

Norma ha editado Orwell; novela gráfica, documentada, en general blanco y negro, con un dibujo realista, de trazos muy cuidados y detallista.

Pierre Christin y Sebastian Verdier son los autores y cuentan tb con varios artistas invitados

Conocía “Rebelión en la ganja”, “1984”; pero muy poco de su vida, excepción de algunas de las circunstancias de su venida a España y su relación con el POUM. Esta obra me ha acercado mucho más a la persona que, para nada, debía ser un dogmático como los que abundan -antes y ahora- en las filas de la extrema izquierda y, en general, en cualquier corriente basada en creencias (siendo la primera y fundamental que solamente “ellos” captan la verdad presente y conocen el Futuro que, sin duda, es similar al Paraíso)

Sin duda, una fuerte personalidad, espíritu aventurero, mirar las situaciones cara a cara -resolverlas en lo posible-, valorar lo que la naturaleza ofrece, lo que se logra con el trabajo, la autenticidad, la conducta recta escuchando la voz interior de lo que es correcto y lo que no lo es…

A mi me ha agradado

Me temo que en la pág 96, en la tercera viñeta hay un error (bandera) y en la 139 otro (avispa), tb en la tercera viñeta

Acabo este post con las inscripciones artísticas hechas en la fachada del Ministerio de la Verdad (Miniver en la neolengua) y que constituyen los tres eslóganes del Partido:

LA GUERRA ES LA PAZ

LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD

LA IGNORANCIA ES LA FUERZA

Lo comentan en Zona Negativa

 

 

05/23/2020 / José Quintás Alonso

Deja de arquearte, enderézate. Di lo que piensas…y piensa lo que dices.

Desde hace miles de años, la Humanidad ha buscado resumir en unas pocas reglas, lo que consideraba la conducta ideal para sobrevivir individualmente y como Sociedad

En esta línea ubico, por ejemplo, los diez Mandamientos

En esta línea está “Nuestra incierta vida normal”, de Rojas Marcos

En esta línea está “12 reglas para vivir” de J.B. Peterson.

Un libro que, opino, es conveniente leer y meditar.

05/22/2020 / José Quintás Alonso

El Buscón en las Indias

Recordaba El Buscón de Quevedo, tan gráfico y divertido que encontró un hueco en mi memoria durante decenas de años:

“Yo, con esto, me comencé a afligir; y más me susté cuando advertí que todos los que vivían en el pupilaje de antes estaban como leznas, con unas caras que parecía se afeitaban con diaquilón. Sentóse el licenciado Cabra y echó la bendición. Comieron una comida eterna, sin principio ni fin. Trujeron caldo en unas escudillas de madera, tan claro, que en comer una dellas peligrara Narciso más que en la fuente. Noté con la ansia que los
macilentos dedos se echaban a nado tras un garbanzo güérfano y solo que estaba en el suelo. Decía Cabra a cada sorbo:
-Cierto que no hay tal cosa como la olla, digan lo que dijeren; todo lo demás es vicio y gula.
Y, sacando la lengua, la paseaba por los bigotes, lamiéndoselos, con que dejaba la barba pavonada de caldo. Acabando de decirlo, echóse su escudilla a pechos, diciendo:
-Todo esto es salud, y otro tanto ingenio.
-¡Mal ingenio te acabe!, decía yo entre mí, cuando vi un mozo medio espíritu y tan flaco, con un plato de carne en las manos, que parecía que la había quitado de sí mismo. Venía un nabo aventurero a vueltas de la carne (apenas), y dijo el maestro en viéndole:
-¿Nabo hay? No hay perdiz para mí que se le iguale. Coman, que me huelgo de verlos comer.
Y, tomando el cuchillo por el cuerno, picóle con la punta y asomándole a las narices, trayéndole en procesión por la portada de la cara, meciendo la cabeza dos veces, dijo:
-Conforta realmente, y son cordiales.
Que era grande adulador de las legumbres. Repartió a cada uno tan poco carnero, que, entre lo que se les pegó en las uñas y se les quedó entre los dientes, pienso que se consumió todo, dejando descomulgadas las tripas de participantes. Cabra los miraba y decía:
-Coman, que mozos son y me huelgo de ver sus buenas ganas.
(¡Mire V. Md. qué aliño para los que bostezaban de hambre!). Acabaron de comer y quedaron unos mendrugos en la mesa y, en el plato, dos pellejos y unos güesos; y dijo el pupilero:
-Quede esto para los criados, que también han de comer; no lo queramos todo….”

Pues bien, esta novela gráfica,El Buscón en las Indias, editada por Norma, es también ingenio, sorpresa y deleite, pues el dibujo y la impresión, los colores, son una maravilla; me llamó la atención el poderoso Aconcagua y la Canaleta que tan bien describe Fernando Garrido (Diario de Supervivencia by Fernando Garrido ); Este dibujo de objetos y paisajes, el color, es “realista”, por ejemplo la pág 13 (barco, olas, nubes…), pág 37, pág 66, pág 78…A nivel de personajes, el estilo de dibujo cambia radicalmente, expresivo, casi caricaturesco, divertido…

La trama imaginaria te lleva y te sorprende: apasiona. A nivel de guión, ya me hubiera agradado que, en ocasiones que reflejan la “vida”, los autores hubieran sopesado otras interpretaciones o versiones de la misma, aparte de los lugares comunes al uso, “leyenda negra” incluida con carácter general.

Una obra de arte.

Reseña de Zona Negativa

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: